Ahora, 31 de diciembre de 2014.

Balsamar,31 de diciembre

Ahora, cuando las olas cantan

y el mar nos entrega

la sinfonía plena de la marea

que gradualmente se aquieta…

Ahora, cuando el último atardecer

de este año que culmina,

pinta una gama intensa de naranjas…

una ballena alegremente aletea.

Ahora, cuando la llave tonal

del treinta y uno de diciembre

se eleva al tono púrpura,

un nuevo año abre la compuerta

que me adentra, para fluir

entre un mar de bendiciones…

Luz que me inspira y dicta

que la bondad ha de aflorar,

y la Divina compasión

nos ha de acompañar…

Ahora, que el universo nos obsequia

un nuevo ciclo en la Tierra,

el Amor sin condición

pido que sea la prenda

que nunca se desprenda

de mi existencia.