Alma mía.

monada

Alma mía,

bendita tu Presencia

que Es,

la dulce melodía

que escucho

cuando el silencio,

me habla.

Mírame…

Bésame,

abraza a mi Ser,

no me dejes

caer,

cuando el ruido

intenta

hablar

a mi oídos…

Cierra mi ojos,

mis pensamientos,

aleja esa vacilación

que, ensordece,

y pierde,

en el sendero

hacia el cielo.

Alma mía,

Espíritu de Dios,

dirige mi existir,

para que jamás

me rinda.

Luz…

energía Divina,

mirada compasiva.

Amor sin condición

que me despierta

al brillo

del sol.

Se, mi guía

noche y día…

La linterna encendida

que activa

el despertar

de mi consciencia…

Ven a mí.