¡Bendecido Año 2015…!

Estrella 2015

Agradezco al inicio de la Vida

y a cada huella que lega a mi,

la herencia Divina de la cual

Yo Soy su renacer…

Honro al árbol de la Vida

desde la matriz Divina que le incuba,

y al subsuelo donde se incrusta,

como bendita semilla que germina.

A la primera pulsación

que le Da el soplo de la Vida…

Al agua transparente que le vivifica.

Al astro Sol y al aire que nos constituye.

A la Tierra que le acoge y que me nutre,

a su gradual desarrollo,

a la maleza, y a la sombra preciosa.

A cada epidemia que le da,

la fortaleza para crecer con entereza.

Al pichón que nace entre sus ramas,

y a la ardilla saltarina que le brinda alegría.

A la oruga que es la misma mariposa

y que se poza, en la flor que ahora brota…

Bendigo a cada raíz que me forma,

sin exclusión de ninguna.

La Presencia de cada quien, Es, Dios en mí.

A papá, que es mi cielo, le entrego

mis mejores besos… Y a mamá,

que es mi corazón, mi vida se la debo.

Mi gratitud rebasa cuando me refiero a ellos…

Sus legados son la bendición del Universo.

Agradezco y bendigo, a mi crecimiento.

A cada caída, tropiezo, pieza que no encajaba

en el ayer, para formar ahora,

el escenario perfecto, para que Yo Sea.

A Dios, por Ser el Todo y darme siempre

la oportunidad perfecta para desarrollar

Su bendito Amor sin condición…

Honro cada paso del árbol de la Vida,

y a cada huella de mis ancestros

por ser la savia que, conecta,

con mi flujo Divino…

A mi familia entera y a cada Ser,

que me enseña en el espejo llano

donde no se juzga, sino que, se bendice

y agradece, hasta caer riendo de gratitud…

A mis hijos benditos y bendecidos,

por Ser el corazón de Dios en mí,

y la música sagrada que activa mis sentidos.

Gracias, Dios, por mis hijos y sus hijos…

Por los hermanos y hermanas

que crecen cual si flores en el camino.

Por ser ellos y ellas, quienes con sus luces

dejan de ser amigos y amigas,

para Ser la hermandad de esta gran familia,

que me bendice con sus Presencias.

Por la Naturaleza que nos besa,

Por el caballito de mar y la sirena…

Por la gruta azul y por cada letra

que surge del canal de Dios.

Por la poesía y la escritura de la tinta azul,

que escribe libros a través del corazón.

Agradezco y honro a la Luz,

y a las Presencias Divinas, que Son,

los Faros que iluminan mi existir.

Al Año 2014, le estoy muy agradecida…

sus enseñanzas de desapego son,

tan fuertes para derrumbar con Amor

al bendito ego, que honro y que bendigo.

Agradezco desde la plenitud del Ser,

por todo lo vivido y lo que no ha sido.

Y llena de gratitud me despido del todo

que este bello año 2014, ha sido…

¡Gracias, Jesús, por acompañarme

tan de cerca en el sendero!

Por iluminar y bendecir mi vida.

Por tu dulzura y bondad,

por Ser mi vida y la Paz…

Y ahora llena de Amor sin condición,

abro mi corazón en su máxima expresión,

para recibir a la energía entrante

de bendiciones que nos trae Dios,

y plena de Amor y gratitud,

le doy la bienvenida a un Año 2015,

donde le pido a Dios y a Jesús,

sean mis brújulas e inseparables compañías.

¡Bendecido Año 2015!

… que la Plenitud de la Luz, nos abrace en un interminable abrazo de Amor.