¡Brindo por el Amor!

Brindo por elAmor

El fuego arde

sube y arrebatadamente

vuelve cenizas

aquello que a su paso

encuentra ahora.

Es decir,

transforma aquel estado

en una nueva forma…

Sí, eso es, amalgama

y depura.

Llama sagrada

que el ave Fenix

utiliza

para transformar

a las sombras…

Vuelo y fuego,

parecen ser sinónimos

de una vida

que transmuta

el renacer de otra.

Llama Viva

que arde y que arrasa

a la leña de un árbol

que ayer verde

me calienta ahora.

Naturaleza

que contiene

a los elementales.

El fuego ahora

danza y se expande.

La llama danzarina

se aproxima

y de la fogata sale…

hace el esfuerzo

para tocarme.

Leña que enciende,

chimenea ardiente,

calor que calienta

y que derrite

a la nieve de Los Andes.

Dos copas brindan

y se alzan unidas.

Dos néctares

de almas que contienen

el brindis de la Vida.

Buen vino

y grata compañía,

campana que repica

y que nos llama

a sembrar buena semilla.

Quietud e introspección.

Aquella llama que vivía

se convierte en cenizas…

Huellas cual si sombras

que el viento se llevó.

Transmutación.

Chimenea que espera

a que nuevamente

surja en la hoguera

la alegría que despierta.

Un brindis por los dos.

Por ti, guerrrero

de mil vidas…

Por mí y el Castillo Azul

y ante todo por Jesús.

Fuego…

La llama todavía contiene

este Amor que entre dunas y mar

se gestó.

¡Brindo por nuestro Amor!

El fuego arde

sube y arrebatadamente

vuelve cenizas

aquello que a su paso

encuentra ahora.

Es decir,

transforma aquel estado

en una nueva forma…

Sí, eso es, amalgama

y depura.

Llama sagrada

que el ave Fenix

utiliza

para transformar

a las sombras…

Vuelo y fuego,

parecen ser sinónimos

de una vida

que transmuta

el renacer de otra.

Llama Viva

que arde y que arrasa

a la leña de un árbol

que ayer verde

me calienta ahora.

Naturaleza

que contiene

a los elementales.

El fuego ahora

danza y se expande.

La llama danzarina

se aproxima

y de la fogata sale…

hace el esfuerzo

para tocarme.

 Leña que enciende,

chimenea ardiente,

calor que calienta

y que derrite

a la nieve de Los Andes.

Dos copas brindan

y se alzan unidas.

Dos néctares

de almas que contienen

el brindis de la Vida.

Buen vino

y grata compañía,

campana que repica

y que nos llama

a sembrar buena semilla.

Quietud e introspección.

Aquella llama que vivía

se convierte en cenizas…

Huellas cual si sombras

que el viento se llevó.

Transmutación.

Chimenea que espera

a que nuevamente

surja en la hoguera

la alegría que despierta.

Un brindis por los dos.

Por ti, guerrrero

de mil vidas…

Por mí y el Castillo Azul

y ante todo por Jesús.

Fuego…

La llama todavía contiene

este Amor que entre dunas y mar

se gestó.

¡Brindo por nuestro Amor!

SONRÍE

 

muneco nieve

 

Sonríe, si ahora

mismo puedes…

No dilates más

en hacerlo.

La energía

de tu risa

es la brisa

de la Vida…

Mira el cielo,

se abre entero

cuando ríes y tus labios

se han abierto.

Celebra…

con cada flor

que nace

en esta primavera.

Goza en verano

cuando retozas

entre el esplendor

de las rosas…

Juega

entre el chasquido

de las rojas

y doradas hojas..

Crea un muñeco

en invierno

y coloca en su boca

una galleta deliciosa.

Mira su linda cara,

sus ojitos vivarachos,

y vibra con su energía

que es pura alegría.

El escenario de la vida

es francamente hermoso…

Míralo, vívelo y regala

esa sonrisa que cautiva.

Bandera de la Tierra

amor-2

Se abre el telón
y la poesía salta
para cantar…

Baila,
que la vida
está de fiesta,

por que
la cometa vuela
y se eleva.

Fantasía
que ahora me despierta
para volar…

elevación,
Dios y el Amor
¿qué más?

Fuentes,
trinar de aves,
y ahora el mar…

Banderas,
colores de países
que se inventan.

Vuelo
y desde mi cometa
vivo este cielo.

Planeta azul
que despierta,
cuando la niña le besa…

Tierra que prospera
cuando se caen
las fronteras…

Vida…
que se recupera
cuando se integra.

Luz que se irradia
cuando la compasión
esta abierta.

Vuelos
cometas,
cielos…

manos tersas
que juegan,
dulces y llenas de candor.

Niñez que espera,
que no haya otra guerra,
ni mil banderas…

Niña tierna,
lienzo blanco,
lápiz azul.

Fino trazo,
que ella colorea,
un símbolo de Amor.

Al centro un corazón.
¡Votad por ella!
que se la dicta Dios.

VOLVIENDO A SER…

circulo de Amor

Denuncio, que soy responsable

de la locura que impera

en el planeta Tierra…

De una parte de la guerra

desmedida, donde el ego y la mentira

me han ganado una partida…

Reconozco, que mi vanidad

me ha hecho vanagloriar

lo banal y lo tan superficial.

Que he contribuido a aserrar

al cedro y al noble árbol de roble

donde anidan el tucán y el quetzal…

Bosques enteros he talado,

hogares donde vivía el colibrí

y donde la ardilla moraba tan feliz.

Siembras de odio y de violencia

que he perpetuado, pasos equivocados…

desequilibrio que ha desequilibrado.

Muerte que alimenté, ¡fragmentación!

Crisis que surge porque yo la hago,

Sí, mi ego que se adueña de lo vano.

En fin… que inconsciencia la mía

de alimentar lo que no es Vida,

y de ser parte de esta pesadilla…

El mundo al revés ha de girar a la inversa

y dar vuelta otra vez… ¡Volver a Ser!

¡Sí, eso es! Dejar de hacer, para solamente Ser.

Dejar la egolatría por completo,

fijar la mirada en el vivo ejemplo

de la vida humilde de Jesucristo.

A tus pies me arrodillo

para agradecerte Maestro,

por tu humildad y entrega…

Por Ser el vivo ejemplo

de una vida clara y serena,

sin vicios y austera.

Tu mirada calma,

en medio de la locura que impera

es mi esperanza abierta.

Entre la vanidad mundana,

la lujuria, la ira y la nostalgia,

surge tu Luz Divina.

Del corazón de los cielos, Maestro,

palpita tu amanecer y tu poesía

que se impregna en mi Alma…

para dar cabida a un Nuevo Ciclo

donde el Amor es la tinta

y el verbo, Tú, como el único destino.

Sombras, Divinas oscuridades,

escuela donde aprendo,

que el potencial Luz lo llevo adentro.

Consciencia que madura,

que crece, rayo que transmuta…

sol que en el horizonte ilumina.

Espinas que clavé en tu frente,

sangre que destilan mis pecados,

¡El Salvador del mundo está crucificado!

Muerte que resucita,

semilla sana, santa, pura, sagrada,

el Cristo desde la Cruz me habla.

“Hijos de la Vida, El Padre de los Cielos

 os bendice y os recuerda,

que sólo perdonando, seréis perdonados”.

Bendita profecía que nos habla

de una vida nueva que renueva

la voz de Cristo, es Su palabra.

Ternura que baja de los cielos…

Pureza que nos muestra a Dios Padre

Mirada sagrada de Amor sin condición.

Sangre que limpia mis pecados,

acto de contrición, pedir perdón,

redención sagrada, la guerra que se acaba.

Limpieza que purifica mi Vida

Mentiras, vanidad desmedida que se retira

El Cristo mora en mi interior.

“Paz, hijos de la Tierra.

Frutos de Amor, mi bendición os doy,

Padre, Hijo y Espíritu Divino de Dios”.

Amén. Indulgencia que me limpia

e invita a pedir la asistencia Divina

para ser un cordero de la Vida

donde Dios es el rector…

y donde somos las flores de un edén

 que ha de tintar el arco iris de  Su Amor.

Historias y Fantasías…

 

nino-de-otro-planeta

Camino

hecho por mi.

Veredas…

que hice a mi manera.

Recovecos,

que tracé.

Inventos

que ensayé.

Al fin…

camino mío,

piedras,

que levanté.

Recorrido

donde aprendí

que la vida

esta de fiesta…

porque mi cometa

vuela y se enreda.

Árbol mío

sobre el cual subí.

Rama a rama

donde ascendí.

Logros que de niña

conquisté.

Ternura pura

que me develó el nido

cuando a la copa

alegremente yo subía

y me encontré

con un pichón…

Árbol mío,

únicamente

inventado para mi

y por mí.

Ramas que se unen

a mi aventura de vivir.

Hojas brillantes,

alguna que otra seca…

Frutas exuberantes,

desde ácidas con sal,

hasta el almíbar que chorrea

sobre mi  piel.

Secretos que conversamos,

cuando papá… cuando mamá…

y de la escuela no se diga,

mi árbol de mangos colorados

graba cual si mi confidente

en el ahora, historias que narré…

Una, dos, tres… cien.

Talvez son mil, no sé.

Pero sin duda alguna

historias y fantasías…

que se grabaron aquel día

y siguen en el ahora vivas.

¡Linda mi vida!

Bella, maravillosa… ¡grande!

Aventurera y hermosa.

Tierna, dulce y soñadora,

infancia que aún vibra

y que nunca se ha de ir…

Se abre una puerta.

 

ciudad de luz

Soy… y estoy

las palabras salen, van y vienen

surgen y no se detienen…

Soy, y la felicidad me envuelve.

Distingo en ti, a un bello Ser

para abrir esa posibilidad.

Amo y me dejo Amar

el Amor abre una puerta

que me deja besar…

Beso y me besa, fiesta de besos

y de caricias dulcemente tiernas.

Vibro y me hace vibrar.

Corazón sagrado

que nos encuentra

en el proceso de enamorarnos…

Amantes de la vida somos,

vuelos de águila y de colibrí,

encuentros tan cercanos.

Mirada que recuerdo,

que sin hablar me habla…

ojos que me calman.

Risas, poesía, júbilo…

La llave de la felicidad

abre la puerta para volar.

Vibrantes parajes

ramos de flores celestiales

y ríos de cristal.

Ciudad de luz,

vibrar de corazones

que se fusionan al besar.

Palpitar… Dios en Acción,

el Amor ha llegado

y se queda para amarnos…

Viajeros del Amor

Viajeros del Amor

En la esfera de la vida,
dos Seres se detienen
para correr los velos
de aquel olvido…

El tiempo se paraliza,
la distancia se acorta
cuando dos almas gemelas
se distinguen y aproximan.

El caballero atiende,
mientras la dama le invita
a girar por la vida
y por todo el planeta.

¿Qué dulce locura es esta?
Mas sin embargo, dos locos,
dos sabios,
se toman de sus manos…

Uno, dos, tres,
el tren llega y se detiene
al frente, dos pasajeros suben
en ruta hacia Los Andes.

Elevadas cordilleras,
sagrada estancia…
ruta de la savia indígena
que corre entre sus venas.

Geografía esbelta,
historia congelada de civilizaciones
que han quedado grabadas
en la solidez de las montañas.

Naturaleza que duerme,
entre los saltos de las llamas.
Alegría que galopa
entre las grandes rocas.

Piruetas y malabares
risas… juegos y besos tiernos
de dos enamorados
que trascienden distancias.

Miradas amorosas,
mate y te caliente,
versos que escribe
este Amor ardiente…

MI RENACER

pensamiento-poderosos-para-ser-feliz-ley-de-atraccion-creando-propseridad-propseridad-universal

Pienso, que he de dejar al pensamiento…

ahora vibro con el caudal del sentimiento.

Enhebro un verso que dicta el corazón,

su palpitar me invita a escuchar…

el sonido del viento… al manantial.

Es otra coordenada que se abre,

una sensación que me adentra

a los confines celestiales…

Es, como renacer… como ver al revés.

El ancla al pensamiento nos enseña

que el mundo gira al revés de lo que es.

Es, un giro a la inversa, para empezar a Ser…

Abro mi corazón y la expansión es tal,

que es como si no viví o lo hice a ciegas.

Perfecto aprendizaje, la Inconsciencia

del mundo al revés que asimilé.

Siento… que algo se abre muy adentro.

Es, como si viajo entre los universos…

Jesús, al centro, nos da su bendición

por cada elección. Su Amor sin condición.

Es amplio el panorama, infinito…

inimaginable, cuando se abre el telón

y se corren los velos de un olvido

que jamás olvidé… Aquí estoy y ahora Soy.

Sí, ahora Soy la flor, la estrella, el mundo,

el abrazo en el que se funde la humanidad.

También Yo Soy el firmamento, la palabra

y la voz. Soy el Amor y su composición.

La plenitud de la Consciencia me eleva,

sutil vuelo de aves, que se abre entre Ángeles.

Trinos de Amor, entre los que mi niña interior

devela el secreto que intentamos contener…

Un corazón que palpita en el Todo,

un Todo que mora en este Uno,

un fundamento, en el cielo, Jesucristo,

y en la Tierra, el edén que ha nacido.

SERENIDAD…

Luna y espuma

Luna y espuma

Serena noche…

olas de sal y espuma

que besan a la arena

color crema.

Maravillosa luna…

un verso, una perla,

el caracol y la sirena,

infinidad de estrellas.

Tu compañía,

el faro que ilumina

una huella bendita

de mi vida.

Serenidad…

un apacible mar.

Tu palpitar

me hace vibrar.

Olas que vienen

y que van…

Susurros, brisa marina

que acaricia.

Cantos nocturnos…

y seres silenciosos

que aparecen.

Docenas de canegues.

Sinfonía de sonidos

graves y agudos…

Naturaleza abierta

que ahora me despierta.

Bello el momento,

la mar se expande

y este amor se sumerge

en las profundidades…

Mar… Brisa… serenidad.

DE ESPUMA Y MAR…

Valorar al mar...

Día de espuma y mar,

de huellas en la arena…

de acantilados sobre los que

las gaviotas entre vuelan.

Perfecto trazo el mar,

que invento que inventara

el Dios de la Creación,

a quien rinde tributo el caracol.

Se eleva el sol, y su reflejo

forma un inmenso espejo.

Lentejuelas que destellan…

fantasía de perlas y sirenas.

Salta el pez vela,

revienta el tumbo en la arena…

mientras escribo un verso,

y elevo mi agradecimiento.

Emerge una tortuga

del arrecife de coral…

donde la colonia de cangrejos

juguetea, al vaivén de la marea.

Sube el oleaje que borra

la historia que he grabado

en el lienzo de una playa

de hermosa piel canela.

El mar lee el soneto

que canta a la naturaleza

mientras el caballito de mar

lo sella con un beso.

 

 

 

Página 20 de 24« Primera...10...1819202122...Última »