Cuántas joyas he encontrado…

otoño y yo

He recogido entre mis manos,

a la estación de este otoño.

Aquí están los abedules amarillos,

el abeto y los bosques de arces rojos.

Las huellas de las ardillas

han dejado plasmada a la alegría…

Y el canto de las aves y sus nidos,

son música que ha llegado hasta mi tacto.

No he tenido que subir,

a cada copa frondosa de los árboles.

Ellos se han desnudado

y tengo al oro entre mis manos.

En estas hojas hay memorias

de venados, de castores y de pumas.

De cada vida que palpita

y que se esconde, para invernar.

En cada hoja oro o escarlata,

y en cada rama, el bosque mira y habla…

El viento sopla y el riachuelo,

pronto pronto, se congelará.

He recogido con mis manos,

estas joyas que el bosque me ha regalado.

Ahora mi hogar es el bosque

y yo soy, cada memoria que he guardado.