El alma en la palabra.

el principito y la rosa

Dices que

el alma no tiene boca…

Pues yo te digo

que cuando un Ángel

en la cuna habla,

es la expresión del alma.

Y en relación

al alma y las palabras,

creo que ellas son un medio

para plasmar

cual si el pincel con el color

las manos del Creador.

La palabra

que surge del corazón,

es una manifestación

del cielo,

que traspasa a la mente

y cumple su misión,

de traer al Amor

y regalarnos ese destello

para palpar a Dios.

Si la palabra expresa

una obra que se concreta,

ella es un eslabón

por medio de la cual,

se imprime y habla

lo que Dios desea obrar.

Entonces, si la vibración

es una viva manifestación

del alma…

Hay palabras y frases,

mensajes, reflexiones,

capítulos y obras,

que las dicta el alma.

Leerlas sin razón,

es recibirlas con el corazón.

Hay palabras y almas,

que cumplen la misión

de anclarse en la Tierra,

para que se miren

los vocablos sagrados

que habla Dios.