El camino…

Luz en correspondencia

Camina…, vive el recorrido de tu propio sendero, sin distraerte mentalmente, verás cómo su lenguaje te lleva de la mano a ese espacio donde sueñas llegar.

Vuélvete UNO con el camino, se, lo que le constituye, si surge una piedra, o una espina, fusiónate con sus Presencias, bésales, y entonces estarás frente al arco iris, donde un corazón inmensamente grande es la proyección del acto de Amar sin condición.