En la hora del No Tiempo.

AASTARGATEDEANHEAVEN

 

Ahora, en la hora del No Tiempo,

la cruzada del Amor, ha de doblar su esfuerzo,

para No Ver con la mirada que confunde,

sino, para mirar sin pensamiento…

El canal de plata se abre, para captar,

la sintonía del Sol Central… Espacio infinito y eterno.

La verdad, es el Amor que emana del corazón

de la Creación, de Todo lo que Es.

La evolución del alma, toca la sinfonía sagrada,

la hermana Naturaleza nos acompaña,

el viento nos eleva, y entre los bosques,

la esmeralda sagrada brota y sana…

Ahora, es la hora del No Tiempo.

La cruzada del Amor cabalga sin condición alguna,

sin escudos, ni máscaras; sin mentiras…

Relumbra el universo y el Gran Sol, es la guía noche y día.

Soles, de soles que se alistan,

el movimiento es el UNO, la dirección,

el centro del corazón.

Salutación, ¡Que Viva Dios…!

Emblema de la Paz, bandera blanca,

dorado el plan universal…

El cortejo de Ángeles que bajan,

para anunciar a esta nueva humanidad.

Llantos de gozo y de hermandad,

sublime amanecer, vernos desnudos,

sin disfraz… Lluvia sagrada de Amor

y de felicidad…

Galaxias y soles, estrellas.

Firmamentos que se fusionan,

ejércitos de Luz, ductos que nos elevan,

y llevan a la Tierra prometida.

Edén, donde todo es armonía,

lugar sagrado donde la ternura brilla.

Angelical paraje donde ancla la nave…

Besos, de miel. Unión y salvación.

 Es el tiempo del No Tiempo,

donde lo único que existe,

es el ejército Divino del Amor sin condición.

Vibrad en la sintonía mayor

y elevad la condición terrena,

expandid la consciencia.

Vivid con gratitud,

el proceso de la Ascensión…

Bajarán desde los cielos,

los rayos sublimes del arco iris…

volad en vuestra vibración,

cual si cupido en la flecha del Amor.

Es el Tiempo, del No Tiempo.

Os abro las alas a Mis grandiosos cielos.

Yo Soy Sananda, la llama Viva

y encendida, de la Creación de Dios.

Vibrad, en la hora del No Tiempo,

Recibid en María, a la sutileza misma.

A Miguel y a Su Luz,

y dejaos llevar, por la estrella de Jesús…