Enciende una Luz…

paralelos y gruardianes de luz

Enciende una linterna en la oscuridad y experimenta como el punto central de ese lugar, ahora es la Luz que se expande en su totalidad…

Abre tu corazón… ábrelo más aún, otro poco más, cual si una flor de loto expansiva que se apertura para recibir a Dios. Inhala su palpitar, exhala al plano mental y mira como en cada uno de sus latidos hay felicidad… Cuando la empieces a experimentar, abre tu corazón hasta que no quede nada por abrir y mirarás que el mundo cambia, por que tu has expandido tus alas.

Ahora que vibras en tu lado Luz y en tu forma angelical, irradia sin condición alguna lo que eres: Puro Amor y vívelo en su plenitud.