Encuentros…

dos flores

Dos flores que se refractan desde la correspondencia de Sus almas. Ambas puras, bellas, plenas. Dos vibraciones que se encuentran, en el llano espejo de la Creación.

Cuando dos Seres convergen en la Luz, sus miradas se compenetran de tal forma, que la Una es la flor en la niña y la otra, la niña en la flor. Ambas son Una misma.