Fluyendo…

Camino al corazón
Como una pluma, sí, nuestra Vida ha de ser tan liviana como ella, para poder volar y adentrarnos en el fluir del Universo.