¡Gracias, mami…!

yo y tu

Gracias mami,
por Ser tú…
una luciérnaga
que me da Luz.

Por ser la Biblia,
donde se escribe
desde la pureza
de tu Amor,

cada valor
que me amalgama
y muestra,
la rectitud de tu alma.

Por indicarme
el camino,
donde a mi paso
siempre vas conmigo.

Por tu sabiduría,
tus diálogos,
tu nitidez.
Por Ser estrella,

e inspiración…
Mi Ángel de la Guarda
y la matriz tibia
de Dios,

para que yo
desde mi condición
de semilla de Luz
surja y despierte…

a tus mimos
desde una cuna
que me arropa
con tu Amor.

¡Gracias mami.
por tu pie de limón!
Por hacer mi vida
una fiesta llena de alegría…

Gracias, mami,
por Ser tú, tal cual.
Así de perfecta
para mí.

¡Gracias, mami…!