Hoy

niña

Sólo una vida, Hoy.

Un único momento,

el Amor.

¿Y lo demás?

Apenas ilusión.

Ilusamente fui,

lo que No Soy.

La sombra que viví

me amalgamó

y desapareció.

Se fue…

o pueda que quizás

duerma,

como lo hace la ciudad

y media humanidad…

Sólo una vida, Hoy.

Mañana, dices tú,

Ayer, ha dicho él…

Pasado que ha inventado

el apego mundano.

Ni ayer, ni mañana,

sólo este atardecer.

Ni de mañana, ni de noche,

únicamente el sol

que cae tras el mar.

Vibrante tarde,

ola que revienta…

espuma que resurge

del corazón

de la Creación.

Palpitar…

Vida que se abre,

risa y caricia que surgen

 cual si la ola

de la costa.

Estrella que aparece

secando su carita

de frente al sol.

Flor de un día

que cumple su misión.

Corazón que palpita,

espontánea risa…

Alegría desmedida

besos y caricias,

la vida es Hoy.

Pelota que rebota,

eco que despierta,

la niñez está abierta

para jugar el juego

de vivir y ser feliz.

Aventura de volar,

de dar vueltas sin parar,

de ser la libertad.

Mariposa que retoza,

Entre el jardín de rosas.

Hoy, nada más…

Únicamente este instante

que canta el gallo

para que me levante

y celebre al amanecer.

Un nuevo minuto surge

y resurge en este día

en el que se perfila

la abundancia bendita

de mi respirar.

Bello amanecer,

El viento canta…

la lluvia me empapa

y al recibirla

el concierto nos abraza.

Ricura desmedida

la Vida.

Posibilidad abierta,

para jugar y celebrar

esta mañana bendita.

Mi gratitud se abre

surge el gozo, el colibrí.

La colmena destila

gota a gota…

el dulzor de vivir.

Hoy…

Nada más y nada menos.

La vida me despierta

Y ella y yo,

hacemos una fiesta.