¡La vida es ternura!

la foto-128

Ternura es la que siento,

cuando me acaricia

la sutileza del viento…

Es cual si un beso

que se le escapa a Dios,

cuando toca mi mejilla

y me envuelve

con la energía vibrante

del abrazo,

que surge del corazón.

Del sauce y del zenzontle

cuando entonan su canción.

Palpitar que late…

nota a nota, que ritmicamente

compone la sinfonía

donde Yo Soy

parte de la poesía,

a la cual se suma cada criatura

y cada huella,

la Presencia de los reinos

donde impera la armonía.

Elevadas dosis de caricias,

ternura que inicia en las alturas

y que cae, cual si un manantial

que hace música.

Danza de las aguas,

transparentemente vivificantes,

frescas como la primavera

que se abre en las laderas

del río donde inicia su cauce.

Castores…, carpinteros del toc toc,

sierra que abre las venas de los árboles,

donde anida el ave,

hueco bendito, hogar donde palpita

un nuevo corazón que canta

cuando nace.

De rama en rama y en este río,

una comparsa de patos

en la quietud me detienen…

ellos escriben un bello guión

que se impregna en la naturaleza

donde sus huellas son de Amor.

Ternura, pureza, misterio,

tranquilo ambiente donde la caricia

no se detiene nunca,

donde el nido de este río

es la matriz sutil que contiene

a la promesa que yace en ese huevecillo.

Graznido que despierta

del cascarón de la Creación.

Vivificante palpitar,

de cada nota musical,

de cada gota de agua clara

donde me sumerjo hoy…