La vida es un camino

camino

Las oportunidades para Ser se abren cual si abanicos donde hemos de elegir con consciencia el camino de la Vida, que hemos de recorrer.

Si la elección ante cada circunstancia es agradecer y tomar la senda del corazón, la mente caerá rendida a sus pies y veremos ese camino en el que el Amor brota cual si un jardín pleno de rosas, donde nos deleitaremos con su colorido y especial aroma…

Vivir la experiencia del Ser, es abrirnos con gratitud y alegría cual si niños que juegan el bello juego de la Vida, para ir tras la pelota que en su flujo nos conduce a senderos mágicos, donde no hay pensamiento, sino el fluir del río de la Vida que nos lleva Dios entre su cauce Divino.

Seamos, es la invitación,  no dilatemos la elección para que el vuelo lo comande nuestro bello y grandioso corazón.