Tan sencillo como un Hombrecito Azul…
Alegre como la magia de OOOOOO.
Puro como el espíritu de Rhom, y sabio como tu corazón, donde se encuentra el infinito.

Cuando hay un lugar donde si no se piensa, ni se tiene dinero, no se puede vivir…

Cuando existe el planetoide 8558 tan lejano a lo que la niñez merece y ha de vivir.

Cuando hay una bomba a punto de explotar y una guerra que puede cobrar fuerza desde BBZ, hemos de viajar con
Los Amigos de Un Principito, para dirigirnos hacia lo simple y lo sencillo, que yace en el corazón niño.

Para ustedes Seres de corazón noble, que no tienen edad, que simplemente son, es este libro.

Para quienes desean aprender a vivir, como lo hace Sol...

 


 

Presentación de “Los Amigos de Un Principito.”

Por Yukitaka Hirao

Tuve el placer de conocer a Claudia Llerena, la autora de este libro, en octubre de 2006 cuando me encontraba de visita en El Salvador. Claudia acababa de publicar su primer libro: “Por Siempre… El Salvador”. Este libro relata vívidamente la tierra, la naturaleza y los habitantes de El Salvador, país que amo profundamente. Pude ver las bellas ilustraciones que realzaban su contenido. En todos los detalles de la escritura, pude sentir el cálido afecto por su país y la frescura poética de Claudia. Por ello, enseguida me dieron ganas de conocer a la autora y hablar con ella sobre mi investigación, es decir, sobre la famosa obra de Antoine de Saint-Exupéry: “El Principito” y Consuelo, la esposa de Antoine. Fue así como nos encontramos en la cafetería del hotel donde me hospedaba y tomamos un café. Recuerdo como si fuera ayer cuando le entregué el ensayo que escribí sobre Consuelo.

Justo diez años después, Claudia Llerena me envió el escrito de su obra más reciente: “Los Amigos de Un Principito”. Sentí la magia del destino que hizo posible enlazar con fuerza el nudo de nuestra amistad.

Desde el año 2000, estoy investigando la obra: “El Principito” y Consuelo Suncín. Para que todos conozcan el mundo de: “El Principito” me he dedicado a escribir para numerosas publicaciones, realizar conferencias, organizar simposios, exhibiciones y conciertos. En esta oportunidad, para mí que soy uno de los amigos de El Principito, es un gran honor poder escribir la presentación de: “Los Amigos de Un Principito”. Y CONSIDERO QUE ENTRE CLAUDIA Y ANTOINE HAY UNA CORRESPONDENCIA DE ALMAS.

Por si fuera poco, por las venas de la autora, corre la sangre de Claudia Lars, la poetisa más representativa de El Salvador. En su obra: “Tierra de Infancia”, Claudia Lars relata un episodio con Consuelo, de cuando eran pequeñas. En Armenia, Departamento de Sonsonate, el pueblo natal de ambas, cuenta que un día estuvieron conversando sobre lo que querían hacer en el futuro. Después, cada una tomó su propio camino. Claudia Lars se convirtió en una poetisa y Consuelo en la Condesa de Saint-Exupéry. Consuelo ayudó a su esposo, Antoine, en la redacción de: “El Principito” dándole consejos. Además, la rosa roja que aparece en: “El Principito” se refiere a Consuelo. Se trata, sin duda, de otro encuentro enlazado por el destino.

Pasaron más de 70 años desde que Antoine desapareciera en el cielo azul del Mediterráneo mientras realizaba un vuelo de reconocimiento durante la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, el planeta que habitamos está sufriendo muchos cambios. Los caracteres que aparecen en: “Los Amigos de Un Principito” son los habitantes de nuestro planeta, es decir, las personas que actualmente vivimos en la Tierra con muchos problemas complicados pero también con sueños y esperanza en el futuro. Todos con el corazón transparente como el de: “El Principito”… (ESPIRITUS NOBLES DE LUZ, QUE SE PLASMAN EN LOS AMIGOS DE UN PRINCIPITO).

Un día hace 40 años, un joven francés visitó al monje budista Zen de Japón, Soiku Shigematsu, y le dijo: “Quiero que me enseñe Zen. Entonces, Shigematsu le contestó: “Le recomiendo que lea nuevamente a ‘El Principito’. Está lleno de frases que coinciden con el pensamiento Zen”. En el cielo, sobre el mar, en el desierto del Sahara, en la Patagonia de Sudamérica; en completa soledad, Antoine de Saint Exupéry habrá meditado en la posición Zen y en su estado mental de desapego habrá sentido su despertar espiritual…

El hecho de que esta versión actual Y EXTENSIVA A AQUEL HERMOSO SER EL PRINCIPITO, de: “El Principito” sea dado a conocer al mundo desde El Salvador, la tierra donde nació y se educó Consuelo, LA ESPOSA DE ANTOINE, es un acontecimiento que me causa una gran felicidad. Y No me cabe duda de que “Los Amigos de Un Principito”, con su forma de escribir creativa, SU FONDO, TRANSPARENCIA Y ALEGRIA.. su contenido original, su dibujo de la portada desbordando fantasía, resonará profundamente en los corazones de muchos lectores.
POR QUE “LOS AMIGOS DE UN PRINCIPITO”, NOS LLEVAN Y ELEVAN AL CORAZON DONDE TODO ES POSIBLE.