Luna

Luna, lago y yo, en Chicago

Aquí estoy

frente a ti,

espejo de plata.

Lago sublime

que de noche

nos refracta…

A tí,

Hermana Luna,

en tu plenitud.

A mí,

desde la quietud

del alma.

Si te fijas,

hay un sendero

que se abre

entre las aguas…

Un camino

que nos conecta.

Una arteria

donde la transparencia

nos encuentra.

Luna hermana,

mandala que diagrama

a la magia.

Luna hermosa,

tierna y delicada,

tersa…

Universo

que se engalana

con Tu Presencia.

Lago grandioso

que nos fusiona

con la galaxia.

Luna.

 Lago y vientos

que se cuelan…

 Serenata

de olas y de estrellas,

que Dios crea.