Me inspira…

LUZ

Me inspira,
la risa tierna
de la niña.

El viento
que dulcemente
me acaricia…

La gota
diáfana de agua,
que forma el manantial.

Tu corazón
es música
que también inspira.

La poesía
y su rítmico sonido,
su melodía.

Cada palabra
que se enlaza
en una estrofa,

amorosa…
Me inspira,
la Vida misma.

Toda,
absolutamente.
Sin exclusión alguna.

De sal y azúcar,
se compone
la estrofa,

que gradualmente
devela
el vuelo de la mariposa.

Y el colibrí,
por supuesto
que es pura inspiración.

Ella, él, tú…
y lo que Soy.
¡Todo me inspira!