“Papi, por favor no te mueras…”

niño dormido

En memoria al niño Sirio y a quienes mueren buscando un nuevo horizonte de Paz. Su título, la frase dicha a su padre, antes de dormirse en el mar.

Dormido, creen que estoy…

mas no comprenden
que tuve que nacer entre la guerra,
para intentar salir de ella,
en una balsa endeble
con mis padres, buscando
vivir en libertad y Paz.

Tuve que caer…
así como caen mis hermanos,
saliendo de las garras
de las armas mas sofisticadas.
Lanzándonos al mar,
sin saber aún nadar,
para librarnos de las ideologías

que laceran a la Tierra.
Tuve que soñar, que hay un mundo
donde los niños y las niñas,
podamos retozar,
entre una familia y sociedad,
que agradece a Dios,
la oportunidad que se nos da.

Tuve que ver a mamá flotar,
entonces, al mirarla sobre el mar,
quise adentrarme entre sus aguas
y viajar más allá,
para que me arropara entre el frío,
que mi cuerpecito ha sentido.
Pero sobre todo,

tuve que flotar, sin que nadie
me devorara…
Para que quede la evidencia,
que la demencia de la inconsciencia nos arroja
a las balas y a la inseguridad,
al hambre que es letal…
Y aunque crean que duermo,

conscientemente he elegido
llegar hasta la arena,
para que quede mi huella y sirva,
para despertar a la compasión,
cuando me vean…
Pero sobre todo tuve que flotar,
para sentir el último beso de papá.

\