Poesía celestial…

paraíso interior

Un grano de arena,

encierra y contiene,

a todas las arenas…

Un botón de azahar,

es la expresión

de todo el naranjal.

Un ruiseñor,

es el canto sublime

de la Creación…

y una abeja,

la colmena entera

destilando miel.

 ¡Bendita sincronía!

La vida es poesía

que hoy recita la gardenia.

Alegría mañanera,

hay una flor abierta,

empieza la primavera…

Acuarela nevada

que se transforma

en el río que nos canta,

donde el destino

nos embarca

hasta llegar al mar…

Dulce hogar,

donde descansa la hermandad.

Ventana abierta

al más allá…

Inmensidad.

¡Poesía celestial!

Cielos serenos,

arco iris que devela

un nuevo amanecer,

donde la niña

ha de crecer…

Vida que vivifica a la niñez.

Bendita esperanza,

sagrada profecía,

de la Tierra ha brotado

la esmeralda.

Ciudad Luz, allí estás tu,

yo y ellos.

Los universos…

El Sol central y Ashtar.

Jesús, al centro del corazón.

Un beso y una flor…

Nada más y nada menos,

Ahí está Dios.