Quiero…

montaña sagrada

 

Me quiero ir

al bosque…

para encontrar

el palpitar

de mis orígenes.

Para sentir

al manantial

que canta,

diáfanamente

y me levanta.

Quiero sentir

el tesoro

que guarda,

la poesía que me habla.

Sí, adentrarme

en el árbol

que atesora

el secreto,

que me ha de develar

de rama en rama…

De hoja en hoja,

de flor en flor,

de nido en nido,

el renacer

de un cascarón,

que ha despertado

de un letargo…

Quiero palpar

el despertar

del Ser,

que abre sus alas,

para volar.

Quiero,

llegar a mis raíces.

Viajar…

a la médula

del corazón

del planeta que Yo Soy.

Quiero darle las gracias,

a Gaia.

Ponerme

a sus órdenes,

para rehacer

la parcela que

la inconsciencia

me mostró…

Quiero dignificarle,

amarle,

hacerle florecer

con la pureza del Amor…

Quiero empaparme

con la lluvia,

y recordar a mi magia

que se fusiona

con el sol.

Quiero…

llegar a ti, bosque santo,

para abrazarte

y darte mi gratitud

en un eterno beso

que ancle

en esta red de Amor,

el acto puro de reconocernos,

para volver a Ser…

la fusión.