Surge una perla

 ostra y perla

 

El primer grano de arena

de la playa donde estoy,

y la perla que se forma

con la alquimia en la ostra,

forma la cuenca perfecta

del collar de la Creación.

De un grano de arena,

la ostra engalana la herida

que antes le rompió,

y la acoge en su concha,

transformando a la arena

en una perla que usa de prendedor.

Sublime transmutación,

cuando la oruga en mariposa

se convierte hoy…

Cual si la sombra ilusoria

que baja la sien ahora,

para recibir al corazón…

Magia… misterio. Arde la llama

que transmuta lo que toca

en el mundo de las formas.

Vivificante encuentro de soles

donde la Luz de luces es el faro

que ilumina al barco que parecía naufragar,

entre la tempestad…

Calma la mar, la cresta de la ola baja

y aparece el remanso de Paz,

donde la humanidad ha de incubar

al Amor que brota sin razón,

pleno de aceptación y comprensión.

Arena que se cuela entre la espuma,

para arribar al centro de la boca

del nácar de una concha…

Primera cuenca que da mil vueltas,

para  enhebrar al centro del collar

un corazón que nos regala Dios.