Un granito de humildad…

niño bajando estrellas

Cuando se aprende ese granito de humildad, el sendero se ilumina y la gratitud emana espontáneamente… Cuando la actitud de agradecer se expande a cada experiencia, aparece una estrella, y cuando vives su Luz pleno de gratitud, se ilumina otra estrella… entonces, de maravilla en maravilla, Dios te obsequia a Sus cielos donde mora en la Tierra tu Ser eterno y luminoso cual si un sol…